Las últimas!
latest

728x90

Mujer que se fue de fiesta mientras sus hijas morían en un carro fue sentenciada a 40 años

► "Las personas en nuestra comunidad cuidan mejor a sus mascotas que usted cuida a sus hijos", le dijo entre otras cosas el juez a la madre acusada durante el juicio

Amanda Kristene Hawkins

Una madre de Texas fue condenada a 40 años de cárcel por haber dejado en su automóvil a sus dos hijas pequeñas por al menos 15 horas, quienes murieron por las altas temperaturas mientras ella asistía a una fiesta.


El juez N. Keith Williams impuso cuatro sentencias que, al cómputo final, eleva la sentencia a un total a 40 años. Durante la sentencia, indicaron medios presentes, el juez se mostró duro con la madre acusada.

Amanda Hawkins tenía 19 años cuando el hecho ocurrió, el 7 de junio de 2017. En la noche previa a la tragedia, el 6 de junio, la joven fue a visitar a unos amigos en Kerrville, ciudad ubicada a unas 65 millas (105 km) al noroeste de San Antonio, Texas, en la que también vivía Hawkins.

Hawkins dejó dentro de su auto a sus dos pequeñas, Brynn Hawkins, de 1 año, y Addyson Overgard-Eddy, de 2 años. Según informes de la oficina del alguacil del condado de Kerr, la mujer estaba fumando marihuana y de fiesta con amigos esa noche, en la que hubo altas temperaturas.

La policía dice que Hawkins llevó a sus dos hijas al hospital pero que las niñas se encontraban en condiciones extremas. Según el reporte, las niñas fueron llevadas al Centro Médico Regional de Peterson en Kerrville, pero al ver la condición grave que tenían fueron trasladadas al Hospital Universitario de San Antonio, según el comunicado del alguacil.


Mentiras en el hospital

La madre de las niñas dijo en el centro hospitalario que sus hijas se habían desvanecido después de haber olido flores en un lago, según informó poco después del hecho el alguacil del condado de Kerr, Rusty Hierholzer. "Pensó que tal vez habían olido algo venenoso, esa era su historia", dijo entonces Hierholzer al canal local KABB.

Los investigadores de la oficina del alguacil y la policía de Kerrville determinaron pronto que las niñas en realidad habían sido dejadas dentro de un vehículo durante cerca de 15 horas, desde el martes por la noche hasta el miércoles al mediodía, mientras ella y un amigo de 16 años estaban con un grupo de personas en una casa.

Las temperaturas en el área alcanzaron esos días los 90°F (unos 32°C), por lo que se calcula que dentro del automóvil el calor era aún peor.

Documentos de la investigación dicen que hubo testigos que escucharon a las niñas llorar en el auto y Hawkins fue avisada. "Ella dijo: 'No, están bien, llorarán hasta quedarse dormidas", fue la respuesta de la madre según el alguacil Hierholzer, según The Washington Post.

Con información de: Univision.com


¡Hola! Si te gustó, compártelo y síguenos en las redes sociales:
Facebook Twitter Instagram Contacto
« Anterior
Siguiente »

No hay comentarios.