Las últimas!
latest

728x90

Nico, el niño que a los 12 años ya es profesor de 36 alumnos en su propia escuela

► Creó una escuela en la casa de su abuela a la que van alumnos de todas las edades

Nico, el niño que a los 12 años ya es profesor de 36 alumnos en su propia escuela

Leonardo Nicanor Quinteros es el nombre del niño argentino que ha emocionado a su país y cuya historia, que empezó a conocerse en mayo de este año, ya ha dado al vuelta al mundo gracias a su generosidad y vocación por enseñar.


Con tan solo 12 años decidió enseñar a personas de todas las edades de los humildes barrios argentinos de Las Piedritas I y II, en Pocito, San Juan, y de esa idea surgió una «Patria y unidad», la escuela que fundó en el patio de la casa de su abuela Ramona. Esta vocación por enseñar no era nueva cuando solo tenía cocho años comenzó a impartir clases a dos primitos. Hoy, cuatro años después, tiene 36 estudiantes y quiere ampliar.

Todos en el humilde barrio conocen la pequeña escuelita. Las puertas son dos elásticos de camas viejas. Las paredes, de cartón, chapa y nylon. Adentro los espacios son mínimos: tres aulas, de dos por dos, divididas por telas que hacen las veces de cortinas. Cada sala tiene su pizarrón y un recipiente de lata donde se guardan pequeños trozos de tizas.

Los alumnos son de varias edades, algunos solo de dos años que empiezan en la escuela «jugando», como comenta Nico, como lo conocen. También tiene aulas para los cursos superiores e, incluso, un espacio para el recreo.


Sus alumnos no son los únicos que estudian, también el «profe» va a clase. Se levanta todos los días a las siete, se cambia, toma el desayuno y sube a su bicicleta para llegar al colegio. A las 13:00 vuelve a casa y las 14:00 comienza a impartir sus clases hasta las 18:00 aunque a veces pueden alargarse. La mayoría de sus alumnos son niños, pero las puertas están abiertas a cualquiera que lo desee «no solo del barrio».

La historia de Nico y su escuela se dio a conocer en mayo. Las donaciones, premios y reconocimientos se multiplicaron, aunque algunas promesas quedaron en el olvido, como la de tener una conexión a internet. Pero el periódico argetino Clarín ha vuelto ahora a contar esta historia para que la labor de este niños y sus sueños de ampliar su escuela no caigan en el olvido.

Con información de: Abc.es


¡Hola! Si te gustó, compártelo y síguenos en las redes sociales:
FacebookTwitterInstagramContacto
« Anterior
Siguiente »