Las últimas!
latest

728x90

Dominicana denuncia hospital se negó a extraerle bebé muerto en su vientre

Melissa Fernández
La madre dominicana Melissa Fernández (izquierda), junto a su madre Yadira, denunciando la negativa de los hospitales a sacarle el bebé muerto con 17 semanas de gestación.

Escrito por Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK.- Melissa Fernández, una madre dominicana de 22 años de edad, denunció ayer miércoles que médicos del hospital Presbiteriano y sus clínicas Allen Pavilion en la calle 218 y en el 221 de la avenida Audubon, se negaron a sacarle el bebé muerto que llevaba durante días en el vientre, alegando que ella no estaba en una emergencia y que no tenía infecciones, por lo que tampoco estaba en riesgo.

La joven, acompañada por su madre Yadira Rafaelina Fernández, nativa de Gurabo en Santiago (República Dominicana), señaló que temía todos los días por su vida, porque mientras sufría, tenía que enfrentar también la indolencia de los doctores en el hospital Presbiteriano de la calle 168 y sus clínicas satélites, donde su clamor fue desoído en varias ocasiones.

La madre, que primero hizo la denuncia en su página facebook, dijo que ella no entendía el porqué los médicos tenían que esperar que a su hija le dieran infecciones, cuando el feto sin vida llevaba varios días en el vientre.

Relató que en la clínica de la avenida Audubon, les dijeron a ella y a su hija, que allí no hacen es tipo de procedimiento, y las remitieron de nuevo al hospital Presbiteriano de la calle 168 y avenida Broadway en el Alto Manhattan.

Melissa dijo que el ella saber que andaba con su bebé muerto en el vientre, le ha causado problemas emocionales y que no se siente mentalmente bien.

Pero especialistas en la materia, entre ellos el reconocido pediatra dominicano, doctor Juan Tapia Mendoza, propietario de la red de clínicas Pediatría 2000, les dieron la razón a los hospitales que rechazaron hacer el procedimiento a la madre.

Explicó que en esos casos, no se trata de una emergencia, excepto cuando la madre sufra sangrados profusos o infecciones.

El galeno aclaró que esa situación no es peligrosa, debió a que generalmente concluye igual que un parto normal, con una inducción en cualquier hospital o centro de obstetricia.

Pero Tapia, adelantó que hizo gestiones con el hospital Montefiore en El Bronx, para que allí se le extrajera el feto muerto a Melissa, procedimiento que se programó para a partir de ayer miércoles, si allí los médicos determinan que se trata de una emergencia.

Si no, la inducción para sacarle el feto se le hará este viernes.

“Lamentablemente la realidad de la vida en que hoy en día estamos viviendo es que todo trabaja por un interés sin importar la seguridad humana, es triste ver cómo las clínicas y hospitales sólo ven el beneficio de los seguros sin pensar en la vida humana”, escribió la mamá de Melissa en su página facebook, publicando una foto de ambas con la palabra “Justicia para mi hija”.

La señora Fernández, dijo que su hija fue a su cita regular al hospital Presbiteriano para hacerse un sonograma regular en sus 17 semanas de embarazo, y sin tener necesidad de hacerse otro estudio les fueron con el cuento de que el bebé venía con problemas del Síndrome de Down, que el niño tenía un fluido en la espina dorsal y en el cerebro y que era necesario hacer este estudio que se llama CVS.

Dijo que a su hija, la presionaron tanto en el hospital para que se lo hiciera que le dijeron que si no se lo hacía el niño tenía 15% de vida solamente y si no, tenían que inducirle un aborto solo para asustar a Melisa y que ella aceptara que le hicieran el estudio.

Señaló que después de eso, comenzaron los problemas, los sangrados y problemas con el embarazo hasta que lo perdió, y el estudio salió negativo.

“El Bebé nunca estuvo enfermo hasta que el mismo estudio provocó un aborto. Es triste y deprimente cómo hoy en día solo ven los beneficios que le pueden sacar al seguro y no piensan en el paciente, lo único que ven qué procedimientos mandar a hacer para completar un día perfecto en dinero”, denuncia la señora Fernández.

“Me siento impotente de no poder hacer nada y ahora hasta una burla, le matan el bebé y no quieren sacarlo después de 5 días de muerto tratando será de que yo pierda a mi hija como perdí a mi nieto”, exclamó la madre de la embarazada.


« Anterior
Siguiente »